Realicé dos cursos en otra academia y el resultado al final del segundo curso era de total desmotivación, al punto de pensar en dejar mis estudios de inglés. Nunca me ha gustado dejar las cosas a medias.. Por eso, cuando me explicaron el proyecto de Learning House, decidí apostar…

Por suerte, hoy puedo decir que estoy contenta de haber tomado la decisión de cambiar de centro y de continuar con Inglés y del profesor que tengo. Aquí las horas lectivas lo son de verdad y eso no es todo, el tener el campus virtual te obliga a implicarte más y eso es bueno, porque estás más tiempo en contacto con el idioma y vas aprendiendo en todos los sentidos.